Reseña “El libro de mi destino” de Parinoush Saniee

≈ Literatura Contemporánea
≈ 435 páginas, 2014. Salamandra 

Prohibida en varias ocasiones en su país, esta novela no sólo detenta el privilegio de ser la más popular en la historia de Irán, sino también la que ha gozado de mayor repercusión internacional. Galardonada en Italia con el Premio Bocaccio y traducida a veinticinco idiomas, retrata la vida en Teherán desde los años previos a la revolución de 1979 hasta el presente a través de la mirada de Masumeh, una mujer inquieta e inteligente criada en el seno de una familia tradicional iraní.

Masumeh tiene quince años cuando conoce a Said, un aprendiz de farmacéutico, y entre ambos nace un sentimiento intenso y difícil de esconder. La relación termina saliendo a la luz, lo que provoca una inmensa decepción en su padre y la feroz oposición de sus hermanos. Condenada a recluirse en casa y aislada del mundo exterior, la única vía de escape es un matrimonio concertado. El elegido es Hamid, un hombre afable, culto y entregado a sus actividades políticas, que casi no presta atención a su joven esposa ni a los hijos que van llegando. Así pues, a lo largo de los siguientes treinta años, Masumeh sufrirá en carne propia las radicales transformaciones que experimentará Irán hasta que, cumplidos sus deberes de madre, un giro inesperado la obligará a escoger entre la felicidad individual o salvaguardar el honor que imponen las tradiciones.

WhatsApp Image 2017-04-25 at 1.46.59 PM.jpeg

1.- Autora

Parinoush Saniee, es socióloga y psicóloga irání. El libro de mi destino es la primera de dos novelas que ha publicado y resultado de un proyecto de investigación acerca de las adolescentes que vivieron la Revolución Iraní.  Se considera a sí misma más investigadora que novelista.

Dejo el link a una entrevista bastante interesante: http://cultura.elpais.com/cultura/2014/07/29/babelia/1406640227_448053.html

2.- Opinión

De vez en cuando, se agradecen los golpes de suerte al comenzar un nuevo libro. Especialmente, cuando uno cuenta con listas de libros pendientes y se afana desesperadamente a ellos. Revisando distraídamente los títulos de la biblioteca, encontré este y me encantó. Aseguro rotundamente que ha sido un total acierto: ésta es una novela que trasciende por el significado de su relato, por dar visibilidad a la polémica historia de un país, y a sus mujeres.

Me es tremendamente difícil desmenuzar los elementos a analizar, porque la historia es estremecedora. La autora nos ha querido revelar lo que sucede durante 30 años en su país, bajo la voz marginada de quien no tendría nada que decirnos a la luz de sus propios habitantes. Una historia surcada por el mundo religioso y político, donde se nos muestra el comunismo como una forma de contradicción a un régimen totalitario, en su faceta más inocente y pueril, para luego enseñarnos que toda ideología tiene más de una faceta, en un contexto social vertiginoso, donde la religión musulmana tiene una huella profunda adaptándose a los cambios democráticos de su tiempo. Es un viaje social que no deja de ser íntimo, profundo y sesgado, pero que te entrega enormes aprendizajes con respecto a un pueblo, sus normas sociales y el peso real que tienen sobre la vida cotidiana de las personas.

“¿Qué ha cambiado? Nuestra cultura es la de siempre. Las familias siguen pensando que el único propósito de las chicas es casarse, a lo que pueden obligarlas. De hecho, sus padres querían casarla cuando cumplió dieciocho años, pero ella se negó”.

El libro de mi destino 03.jpg

Es por ésta razón que paso por alto los elementos narrativos que no han tenido la suficiente fuerza, ya que no constituyo para mí una genialidad. La forma en que autora nos narra los hechos, es bastante sencilla y a ratos inclusive llana o plana. No sé bien si en la traducción, se habrá perdido parte de la magia en su idioma original. Pero el hecho es que, no es muy compleja narrativamente. Toda la historia la encontramos narrada desde Masumeh, sin saltos temporales, sin un lenguaje ni una prosa distintiva, y con diálogos un poco excesivos en ocasiones que se tornan poco creíbles.

El tema es que se lo dejo pasar.  La novela tiene una función social, la de retratar aquellas muchísimas experiencias que había recabado desde su ámbito profesional, y que habían sido calladas o bien, desapercibidas. Creo lo que ha logrado maravillosamente.

“La única persona que no desempeñaba ningún papel en esas discusiones, que no hizo ninguna sugerencia, que no planteó ninguna pregunta y cuya opinión no contaba, era yo. Pasé toda la noche despierta, abrumada por la tristeza y la ansiedad. Supliqué a Dios que me quitara la vida y me salvara de aquella boda arreglada”

Con respecto a los personajes, logramos conocer en profundidad a Masumeh, creciendo con ella desde una tierna edad. Una mujer, tremendamente sufrida, con una historia de negación de su libertad desde pequeña bajo un régimen religioso que la considera como un ser inferior, que debe seguir los acatos de la honra para ser digna de quienes le rodean. Privada de un amor inocente y adolescente, es maltEl libro de mi destino01ratada física y psicológicamente por las personas que más la aman y es obligada a casarse con un hombre a quien no conoce. De aquí en adelante, Masumeh con el paso de los años, va madurando y adoptando una personalidad fuerte, valiente, capaz de hacer frente a lo que la vida le deparara. Sin embargo, Masumeh no es una mujer rebelada y transgresora. Ella es, fiel a sus principios religiosos inculcados de infancia, y parte de esta ideología del honor, de la cultura femenina donde el foco está en entregare siempre a otro. Es un dar que no tiene fin, y es aquí donde ella saca las fuerzas que necesita para salir adelante. Me ha encantado como la autora, nos muestra esta realidad feroz y luego que pasa la tormenta, nos muestra que aunque la protagonista sepa los vejámenes que está sufriendo, no deja de estar bajo una misma cultura y eso, está impregnado en la piel.

“La ideología pura es una trampa; te convertirá en una persona con prejuicios, impedirá que formes tu propio criterio y tus propias opiniones, y te hará tendencioso”.

Así también, me ha sucedido con Hamid, el personaje que se convierte en esposo de Masumeh. La autora nos muestra desde la perspectiva subjetiva de nuestra protagonista, a un personaje abocado a la lucha de clases al punto de sacrificar todo lo demás por ese fin último. He desvariado entre amar a este personaje y su perspectiva de libertad hacia la mujer, y odiarlo en momentos posteriores. Pero puedo entender nuevamente, como Hamid, también es parte de una cultura patriarcal, aunque lo intente negar. Hamid, quien quiere dar libertad a su pueblo, es quien quiere estructurarlo bajo sus propias reglas. Hamid, quien entiende la posición igualitaria de las mujeres en la lucha, es quien tiene enormes problemas de empatía con éstas, y no logra llevar esa lucha externa a un espacio reducido, donde la intimidad pareciera que lo turba. Un extremo que vemos constantemente teñido en los distintos personajes masculinos que la autora nos va mostrando, que podría entenderse como falta de complejidad, pero al contrario, veo como un retrato de la historia de Irán.

“Creo que no deberíamos tratar así a las mujeres, que son las criaturas más oprimidas de la historia. Fueron el primer grupo humano explotado por otro grupo. Siempre se las ha utilizado como herramienta, y aún hoy”

Sí, creo que uno de los grandes aciertos, ha sido esta construcción psicológica colectiva de estos personajes que encarnan polos políticos, religiosos, domésticos. Son realmente hijos de su tiempo. Y esto me ha fascinado. Saniee nos muestra de una forma cruel, con desesperanza y dolor, que los cambios externos, en torno a las luchas de poder, son repentinos, violentos y llenos de turbación social. Pero los cambios internos, los de creencias, de paradigmas… pueden tener más de una, dos o muchísimas revoluciones. Si seguimos hilando fino, la novela nos muestra solapadamente como existen formas de mantención de estas culturas predominantes; la manipulación, la agitación ciudadana, el miedo, la violencia física, el castigo social.

Con respecto al final, he leído que a muchos les decepcionó, y sin spoiler, me ha parecido justo y necesario. La novela, lejos de dejarnos un buen sabor, quiere movilizarnos y hacernos vivir el disgusto, la incomodidad. Porque de no haber sido así ¿Habríamos suavizado las injusticias y las horribles momentos que vivió nuestra protagonista? Una reafirmación a esta historia de represión de las mujeres, en un tiempo donde la felicidad personal no estaba permitida.

El libro de mi destino 02

En conclusión, una novela que recomiendo absolutamente si estás interesado en conocer más sobre la historia de Irán, de su religión y de sus convulsiones políticas. Si te interesan las temáticas de igualdad de género o feminismo, es un libro urgente y necesario. Para llorar, gritar, desmenuzar, reflexionar y criticar.

“¿Todos los conflictos sociales y políticos dejan cicatrices tan permanentes en las almas vulnerables?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s